Sillones de mimbre

Mostrando el único resultado

Mostrando el único resultado

 

¿Quieres un sillón de mimbre para decorar el jardín? ¿Buscas sillones para el salón de tu casa? La decoración mediterránea cobra cada día mayor auge, está muy de moda casas colmadas de detalles decorativos inspirados en la naturaleza, desde clásicos adornos – como por ejemplo cestas y lámparas – hasta muebles de madera, fibra o ratán. Entre la amplia gama de posibilidades figuran estas piezas que sintetizan a la perfección, lo que se busca a la hora de decorar.

 

Sillones de mimbre, la nueva alternativa de decoración

 

La versatilidad y variedad de diseños de los sillones de mimbre permite aprovecharlos en función del espacio disponible y el protagonismo que se les pretenda dar; de esta manera, es factible emplear uno grande o combinar varios pequeños. Los que se decantan por una presencia más marcada del material, pueden recurrir al uso de objetos decorativos de menor tamaño, por ejemplo, estanterías, esquineras, revisteros, o incluso cestas.

El empleo de estos sillones, acompañados de lámparas y diversidad de muebles es clásico de la decoración africana y marroquí; no obstante, en los últimos años, vienen ganando protagonismo en diferentes tendencias decorativas que incluyan el uso de fibras vegetales y otros elementos de la naturaleza.

 

Sillones para todos los ambientes

 

Al ser accesibles, económicos y versátiles  se adaptan a la decoración de cualquier ambiente, vistiendo bien salones, comedores e incluso, dormitorios, motivo por el que, al igual que los de ratán, vienen irrumpiendo con mucha fuerza en los últimos años en las decoraciones nórdicas, lo que no es de refutar, considerando que el material combina a la perfección con la madera y el blanco impoluto que caracteriza a las casas nórdicas.

Es obvio que las inclementes condiciones del clima que azotan a los países escandinavos, obliga a sus habitantes a pasar muchas horas dentro de sus casas, es por ello que procuran crear interiores cálidos, acogedores y sobre todo, cómodos, haciendo del mimbre el material idóneo para alcanzar el objetivo.

Claro, pero no es únicamente a los hogares nórdicos a los que les vienen bien los sillones de mimbre, interiores minimalistas les incluyen de igual manera como una forma de contrarrestar el efecto frío y monótono que suele generar esta clase de decoración, junto al uso de distintas texturas – entre ellos los textiles, la madera, la cerámica y la arcilla – que se conviertan en un truco capaz de socorrerlo.

 

La versatilidad de un material que se adapta a cualquier estilo:

 

Lo mejor de la fibra natural es que con ellas se fabrican numerosos objetos, desde cestas, sombreros y bolsos, hasta lámparas, sillas y por supuesto, sillones o sofás de mimbre; es este nivel de versatilidad lo que le confiere la facultad de ajustarse a toda clase de entorno indistintamente de la tendencia decorativa que predomine.

 

¿Por qué decantarse por sillones de mimbre?

 

La razón por la que el material es tan apreciado en la decoración se sustenta en las ventajas que ofrece; de ahí que en primer lugar son ligeros pero resistentes, haciéndolos ideales a la hora de amueblar jardines y terrazas por permitir su rápido desplazamiento en caso de que llueva. Esta es la razón por la que es común encontrarles recubiertos de cojines, tal nivel de resistencia y fuerza precisa de ayuda extra que los haga un poco más mullido.

 

¡Para exterior, y para interior!

 

El siguiente argumento válido por el que decantarse por sillones hechos de mimbre al momento de decorar, es que se prestan tanto para estancias en el interior de la casa, como para áreas exteriores; el bonito aspecto y resistencia antes mencionada convierte a la fibra en el material idóneo para combinar con todo, en especial, si se armoniza con recipientes y diferentes adornos que armonicen.

Entre las alternativas, suelen emplearse revisteros, cestas y recipientes en los que depositar las llaves, aunque la imaginación es el límite, puesto que se habla de un material adaptable a cualquier clase de objeto creándose así infinidad de cosa con él, por ello lo común de verle en pequeñas decoraciones de cuadros o espejos que confieren un aire mediterráneo y rural.

En resumidas cuentas, los sillones fabricados con mimbre son muebles perfectos sea en el interior o exterior del hogar, ofrecen la ventaja de ser económicos, duraderos y fáciles de mover debido a su ligereza, son que ello implique comprometer su gran capacidad de aguante.

*Aquí puedes visitar toda la VARIEDAD DE MUEBLES DE MIMBRE